oriental amaderado, una nueva piel…

Los Perfumes amaderados no admiten grises. Gustan o no gustan.
Hay quienes los adoran y hay quienes los rechazan.
El balance suele ser clave en estos casos. Sus maderas, resinas y cortezas tienen personalidad y a veces son demasiado avasallantes.
Le propuse a Rosario, que ama este tipo de Perfumes, un equilibrio entre la rigurosidad de las notas amaderadas y un relajado aroma a recién salida de la ducha.
Una fusión que me recordara esas noches de verano en las que la piel nos pide un aroma fresco pero también exige presencia y distinción.
ORIENTAL AMADERADO combina a la perfección estos acordes.
La sobriedad de sus notas principales, con la candidez y el glamour de sus secundarias.
Lo agresivo del Almizcle, con la Frescura del Ámbar.
Lo invasivo del Pachuli, atenuado por notas frías que alivian los sentidos.
Un Perfume imposible de imaginar, dijimos ese día. Y así es.
Sólo lo vas a entender cuando lo sientas.

M. Celina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Estamos Online!
Déjanos tu consulta